No se dieron cuenta que estaba en grave peligro!

Una  sesión fotográfica familiar casi termina en tragedia en Victoria, Australia.

El hecho se produjo cuando Bianca Dickinson y su hija Molly esperaban el micro escolar que traía a sus hermanos. Como el autobús tardaba, empezaron a jugar y sacarse fotos en un lugar cercano.

En ese momento, la mujer notó un movimiento extraño cerca de la nena de dos años y lo atribuyó al viento. Pero luego se dio cuenta de que había una serpiente.

 

title

Content Goes Here