Viajar en autobús se ha vuelto una "trampa rodante" para indocumentados

Luego de que la compañía de autobuses Greyhound hubiera permitido el acceso de agentes de Inmigración, mejor conocidos como ICE a diversas de sus  unidades, en diversos puntos del país, la ACLU (Unión de Libertades Civiles) ha pedido a la compañía deje de hacerlo, ya que se han convertido prácticamente en "trampas rodantes'.

La carta que envió la ACLU a la compañía Greyhound, menciona que los agentes realizan inspecciones de forma rutinaria, interrogando, deteniendo y arrestando a pasajeros “de forma ilegal". Lo hacen, según añade, con permiso de la empresa, preguntando a los pasajeros sobre su situación migratoria y sus planes de viaje sin orden judicial. 

Gracias a las facilidades otorgadas por Greyhound en el último año se ha producido un “rápido incremento” de esas inspecciones, que violan los derechos constitucionales de los pasajeros, según la Unión de Libertades Civiles.

ACLU ha difundido esta carta en 10 estados: California, Texas, Washington, Vermont, Nueva York, New Hampshire, Michigan, Florida, Arizona, y Maine.


Comentarios

Lupita Arriaga

Lupita Arriaga

Lupita Arriaga Read more

title

Content Goes Here

This ad will close in X seconds.