Pequeño de 8 años muere tras ser obligado a comer su propio excremento

Landon Yahir, de ocho años de edad, murió el pasado jueves en Saltillo luego de que su padre y su madrastra lo hicieron comerse su propio excremento y tras años de maltrato y descuidos.

El menor murió broncoaspirado con su propia saliva, luego de que su padre, Jacinto Álvarez, lo obligó a comerse su excremento. Su medio hermano, de sólo cuatro años de edad, contó lo que le habían hecho al menor.

El maltrato y descuido a Landon comenzaron hace cinco años, cuando Jacinto Álvarez y Ángeles Yosuri Villalobos Pérez, madre biológica de Landon, se separaron, situación que dejó al menor de entonces tres años, desamparado, pues ninguno de los dos le prestaba la atención necesaria, obligándolo a vagar por calles de la colonia Santa Cristina, donde era conocido como “El Chavo del 8”.

El menor vivía con sus abuelos maternos en Saltillo, pero hace casi un año su padre se lo llevó, tras arrebatarlo por la fuerza, a Monterrey.

El pasado jueves, Landon se encontraba de visita en casa de sus abuelos paternos en Saltillo con Jacinto y su madrastra, Olga Leticia. Ahí, primero su padre lo obligó a comerse su excremento y luego le dieron leche y caldo de pollo, para hacerle pasar el mal sabor de boca.

Landon comenzó a vomitar hasta que se broncoaspiró, y perdió la vida casi de inmediato. Su cuerpo no resistió el malestar, pues sus familiares indicaron que pesaba entre 9 y 11 kilos.

Tratando de ocultar lo ocurrido, su padre y su madrastra decidieron llevarlo a la estación de bomberos de la colonia Morelos, donde los paramédicos confirmaron el deceso, por lo que dieron aviso a la Fiscalía General del Estado, donde confirmaron el maltrato al que era sometido el pequeño. 

Luego de la necropsia se descubrieron los maltratos a los que era sometido, e incluso restos del excremento en su estomago. 

Lupita Arriaga

Lupita Arriaga

Lupita Arriaga Read more

title

Content Goes Here